Volver de vacaciones en la era Covid-19

Volver de vacaciones suele provocar, generalmente, el llamado “síndrome postvacacional”. Si este síndrome habitualmente ya podía hacer que el mes de septiembre fuera cuesta arriba, este año con la Covid-19 se notará más. No sólo es la incertidumbre laboral, sino también toda la repercusión en el año escolar, la conciliación, la preocupación por los familiares mayores…

¿Qué nos puede ayudar a afrontar esa vuelta? Pensar en lo positivo, centrarnos en lo “bueno”. Las sociedades en las que el trabajo se vive como algo creativo y, por lo menos, neutro (no piensan en el agobio, o el estrés, o la presión, o el aburrimiento), hay muy poco síndrome vacacional.

“Si, muy fácil decirlo, pero nada fácil hacerlo”

“Estas/os happiólogas/os me tienen aburrida/o”

Lo sabemos. Pero afrontar adecuadamente la vuelta de vacaciones repercute en la salud laboral así que, si las empresas facilitaran ese abordaje, tendrían algo menos de lo que ocuparse en este año tan diferente.

Que los empleados puedan

  • valorar el trabajo como algo positivo
  • centrarse en lo que más les gusta
  • valorar lo que les permite hacer o tener el hecho de estar trabajando
  • alegrarse de que tienen trabajo “con lo que está cayendo”
  • valorar qué le aporta de valioso lo que hace a si misma/o, qué aporta a la sociedad, a su entorno

le da otra perspectiva a la vuelta al trabajo.

Centrarse en los pensamientos pesimistas, agobiarse con lo que no ha llegado todavía a producirse, es lo que tiende a hacer la mente de forma automática. Podemos enseñarle que hay otra manera.

Podemos seguir con estos consejos:

  • Marcarse pequeñas metas diarias para evitar el estrés laboral: no intentes abarcarlo todo al llegar, no intentes poner tu trabajo al día en el primer día de vuelta.
  • Delega, si es necesario.
  • Pide más margen para resolver lo que es más complejo.
  • Incluye actividades físicas/deportivas cada dos o tres días.
  • Duerme lo suficiente (7 horas mínimo) y que sea un sueño de calidad
  • Distráete: queda con amigos (aunque sea online), lee…

Muchos ánimos y que tengas una vuelta al trabajo, por lo menos, tranquila.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *